ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
En Abogados.cat tenemos más de 20 años de experiencia como abogados de familia

¿Quién debe pagar un préstamo pedido conjuntamente en una pareja?

¿Quién debe pagar un préstamo pedido conjuntamente en una pareja?

Las relaciones sentimentales pueden ser complejas, y cuando se mezclan con aspectos financieros, la situación puede volverse aún más complicada. Uno de los escenarios que pueden surgir es la ruptura de una pareja de hecho que ha concertado un préstamo conjunto. ¿Qué sucede en términos legales cuando esto ocurre? ¿Quién es responsable de qué? Estas preguntas se vuelven cruciales en medio de la disolución de una relación. La Sentencia de 15 de mayo de 2023 de la sección 2ª de la Audiencia Provincial de Girona nos da una respuesta significativa a esta interrogante.

Determinando responsabilidades financieras

La situación planteada se centra en un préstamo que fue acordado mientras la pareja estaba conviviendo. Durante este período, surge la pregunta de si ambos contribuyeron equitativamente al pago del préstamo o si solo uno de ellos asumió la carga financiera. La sentencia es clara al respecto: si durante la convivencia solo uno de los miembros de la pareja abonó en exclusiva la cuota del préstamo, al término de la relación, ese individuo puede reclamar al otro miembro de la pareja el reintegro del 50% de esas cuotas.

El razonamiento detrás de esta decisión legal es esclarecedor. Durante la convivencia, no es posible determinar con certeza quién realizó los ingresos y las retiradas de dinero destinadas al préstamo. Estos fondos pueden haber sido utilizados para mejoras en la vivienda compartida, actividades conjuntas o gastos comunes generados por la pareja. Por lo tanto, se presume que tales pagos fueron en beneficio común de ambos miembros de la pareja.

Cambios en la responsabilidad después de la ruptura

Sin embargo, una vez que se produce la ruptura y finaliza la convivencia, la situación cambia. Los gastos comunes ya no existen, y prevalece la presunción legal de que la deuda se divide equitativamente entre los deudores, según lo estipulado en el artículo 1138 del Código Civil. Esto implica que si uno de los miembros asumió el pago íntegro de la cuota del préstamo después de la ruptura, la otra parte está obligada a reintegrar la mitad de dicha cantidad.

Es importante destacar que estas responsabilidades financieras no están condicionadas por la relación entre la pareja y el tercero acreedor, en este caso, la entidad bancaria que concedió el préstamo. Aunque la obligación de pago frente al tercero acreedor sea solidaria, lo que significa que ambas partes son responsables ante la entidad, esto no altera las responsabilidades internas entre los miembros de la pareja. Tanto durante la convivencia como después de la ruptura, ambos miembros son igualmente responsables de cumplir con el compromiso financiero adquirido.

Conclusiones y recomendaciones

Esta sentencia destaca la importancia de la claridad y el acuerdo en las cuestiones financieras dentro de una pareja, incluso en el caso de parejas de hecho. Si bien es comprensible que durante la convivencia las finanzas puedan manejarse de manera conjunta y fluida, es fundamental considerar las implicaciones legales en caso de ruptura. La falta de claridad en los arreglos financieros puede dar lugar a disputas y conflictos adicionales en el futuro.

Para evitar malentendidos y conflictos posteriores, es aconsejable que las parejas que comparten préstamos u otras obligaciones financieras establezcan acuerdos por escrito que especifiquen claramente las responsabilidades de cada parte. Estos acuerdos pueden incluir disposiciones sobre cómo se dividirán los pagos del préstamo en caso de ruptura, así como otras cuestiones financieras relevantes. Un enfoque proactivo hacia la gestión financiera dentro de la relación puede ayudar a prevenir disputas y facilitar una separación más armoniosa en caso de que ocurra.

En conclusión, la sentencia de la Audiencia Provincial de Girona ofrece una guía importante sobre las responsabilidades financieras de las parejas de hecho en caso de ruptura. Establece que si uno de los miembros de la pareja asume unilateralmente el pago de un préstamo durante la convivencia, puede reclamar el reintegro del 50% de esas cuotas al otro miembro después de la ruptura. Esta decisión destaca la importancia de la claridad y el entendimiento mutuo en las cuestiones financieras dentro de una relación, y subraya la necesidad de establecer acuerdos claros para evitar conflictos futuros.

Quizás te interese la siguiente información sobre divorcios

Rating 4.9/5(45 valoraciones, para valorar debe estar registrado)
Abogado Barcelona

CONTACTANOS

Teléfono: 93 100 32 52 - 931 00 09 02

Email: info@abogados.cat

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

Abogado Barcelona Travessera de Gràcia, 71, 2º 1ª, 08006 Barcelona Teléfono: 93 100 32 52 - 931 00 09 02

Abogados barcelona

Pago