ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Abogados con experiencia en divorcios

Diferencias entre alienación parental y síndrome de alienación parental

Diferencias entre alienación parental y síndrome de alienación parental

Muy a menudo, en nuestro despacho de abogados en Barcelona, los clientes nos preguntan por la diferencia entre “alienación parental” y el “síndrome de alienación parental”.

4 cosas que no debes hacer cuando te estás divorciando

Aunque los síntomas pueden ser similares. La distinción entre los dos es que la alienación parental se centra en cómo se comporta el padre alienante con los hijos y el padre alienado, mientras que el Síndrome de Alienación Parental, se centra más en los efectos que dicha conducta tiene en los hijos alienados.

La alienación parental es “cualquier tipo de conducta, ya sea consciente o inconsciente, que podría alterar la relación entre un niño y el otro padre”.

Esta definición es diferente del síndrome de alienación parental (SAP) originalmente acuñado por el Dr. Richard Gardner en 1987: “Una alteración provocada por uno de los progenitores en la que los niños denigran y critican a uno de los padres de forma injustificada y / o exagerada, resultado de una combinación entre un adoctrinamiento (lavado de cerebro) de uno de los padres y las propias contribuciones del niño a la difamación del padre alienado.”.

El Dr. Gardner explicó que el término tiene un significado similar al del lavado de cerebro, excepto que la motivación del padre alienador tiene un componente tanto consciente como inconsciente. Los propios niños pueden tener motivaciones que empeoran la alienación. Los niños se convierten en defensores del padre alienante al convertirse en el portavoz del odio de los padres. Actúan como soldados mientras que el padre alienante es el director general de la acción contra el padre alienado, sin que los niños sean conscientes de que están siendo usados por los padres alienantes.

La sugerencia más polémica del Dr. Gardner para tratar con la alienación severa fue sacar a los niños del hogar del alienador y colocar al niño con el padre alienado. Más tarde, sin embargo, se retractó de esta recomendación y dijo que es probable que los niños huyan y hagan todo lo posible para regresar a la casa del padre alienante”. En su lugar, el Dr. Gardner recomendó “sitios de transición” como la casa de un amigo o familiar, un centro social o un hospital. Cada sitio tendría un nivel diferente de supervisión y recursos para ayudar a los niños y al padre alienado. La hospitalización se usaría solo como último recurso.

La alienación parental se centra más en el comportamiento de los padres que en el papel del niño en la degradación del padre alienado. Por lo tanto, la alienación puede ocurrir mucho antes de que el odio de los padres impregne las creencias del niño sobre el padre victimizado. Por ello es necesario que el padre alienado se ponga en manos de un despacho de abogados a la mayor brevedad para gestionar esta contingencia.

Esta definición de alienación parental es necesaria si los padres quieren reconocer el riesgo que tienen de caer inconscientemente en un patrón de alienación. Para cuando los niños entran en el juego del padre alienante, por lo general es ya demasiado tarde para evitar un daño significativo.

Esta alienación puede ser exagerada e injustificada, diciendo falsedades o tergiversando la realidad, pero también puede ser que uno de los padres aleje a los niños del otro simplemente por insistir en los defectos que son reales y comprobables. Los padres divorciados deben entender que sus hijos deben querer a ambos padres por igual, incluso si ellos mismos han dejado de amar a su ex cónyuge hace mucho tiempo, y deben ayudar a los hijos a ver los puntos buenos del otro padre.

Es importante tener en cuenta que no están perfectamente definidos los papeles del padre alienador, o “malo”, versus el padre alienado, o “bueno”. Estos roles giran. El mismo padre puede ser tanto el alienador como el alienante, dependiendo de cómo se está comportando. Este aspecto suele ser bastante confuso para los clientes y los propios abogados de familia la mayoría de las veces.

No se puede suponer por anticipado que el padre alienado no tiene culpa alguna. Los padres alienados pueden convertirse en alienadores cuando toman represalias debido a su dolor. Esto los coloca en el papel del alienador mientras que el otro padre se convierte en la víctima. Los roles se vuelven borrosos porque es difícil saber quién es el alienador y quién es el padre objetivo. A menudo ambos padres se sienten víctimas. Es importante recordar que la alienación es un proceso, no una persona.

Comprender la alienación de los padres y el síndrome de alienación de los padres es primordial para el bienestar del niño y la tranquilidad de los padres. Los padres divorciados, abuelos, jueces, Abogado divorcio Barcelona y psicólogos, necesitan comprender la dinámica de la alienación de los padres y el síndrome de alienación parental, reconocer el comportamiento sintomático y ejecutar tácticas para combatir esta lacra.

Si tiene dudas al respecto, llámenos a nuestro despacho de abogados en Barcelona y le atenderemos.

Quizás te interese la siguiente información sobre divorcios

Rating 4.5/5(27 valoraciones, para valorar debe estar registrado)
Abogado Barcelona

CONTACTANOS

Teléfono: 93 100 32 52 - 931 00 09 02

Email: info@abogados.cat

NOSOTROS LE LLAMAMOS

DONDE ESTAMOS

Abogado Barcelona Travessera de Gràcia, 71, 2º 1ª, 08006 Barcelona Teléfono: 93 100 32 52 - 931 00 09 02

Abogados barcelona

Pago